puerta santa santiago de compostela

La Puerta Santa de Santiago de Compostela Historia y Rituales del Año Xacobeo

La entrada sagrada, disponible únicamente en los años jubilares, es una de las secciones más emblemáticas y atrayentes para los numerosos visitantes que recorren la Catedral de Santiago cada año. Consta de dos puertas que contienen escenas de la traslación, vida y fallecimiento del Apóstol Santiago.

El Nacimiento de la Puerta Sacra de Santiago

El Primer Año Santo Compostelano: Una Celebración Histórica

El Año Santo Jubilar Compostelano, también conocido como Año Santo Jacobeo, fue establecido por el Papa Calixto II en el año 1122. Casualmente, ese mismo año se colocó la última piedra de la Catedral de Santiago, convirtiendo a la ciudad en un lugar de especial importancia para los peregrinos.


El primer Año Santo se celebró en 1126, haciendo de Santiago de Compostela la segunda ciudad jubilar del mundo, solo por detrás de Roma. Fue un acontecimiento de gran relevancia para la religión y la cultura, atraendo a miles de peregrinos de toda Europa a través del Camino de Santiago.


En 1178, el Papa Alejandro III declaró que el privilegio otorgado por Calixto II se mantendría de forma perpetua, lo que impulsó aún más las peregrinaciones a Santiago de Compostela. El Camino se convirtió en una ruta de gran importancia espiritual y cultural, y sigue siendo una experiencia única para aquellos que lo recorren en la actualidad.

El inicio del Jubileo La Puerta Sagrada se abre

Abrir una Puerta Santa no es algo que se haga diariamente. Para realizar este acto, el arzobispo de Santiago de Compostela lleva a cabo un ancestral ritual que es presenciado por cientos de creyentes, peregrinos y clérigos.

Este ritual consiste en golpear tres veces con un martillo de plata sobre un muro de lajas colocadas el día previo para este propósito. Una vez que el muro cae, el arzobispo purifica el área alrededor de la puerta con agua bendita y ramas de olivo.

Después, él mismo cruza primero la Puerta Santa. Es así como se da inicio a este significativo momento para la iglesia y sus seguidores.

El Sellado de la Sagrada Entrada

El encargado de cerrar la Puerta Santa es otra vez el arzobispo de Santiago de Compostela. Realiza una ceremonia en la que inciensa y bendice las nuevas piedras, y finalmente coloca una de ellas en el liminar para dar por concluido el Jubileo.

Esperamos que este artículo haya contribuido a tu conocimiento y comprensión de la Puerta Santa. ¡Recuerda que el momento de vivir esta experiencia única se acerca!

Nuestro sitio web cuenta con cookies que permiten una navegación fluida y facilitan la ejecución de acciones solicitadas por el usuario. Entre otras funciones, permiten la reproducción de contenido multimedia, el registro de pedidos en el carrito de compra, el reconocimiento de inicios de sesión y la selección de idioma según la ubicación del acceso.

El Simbolismo detrás de una Puerta Santa

Una Puerta Santa es un importante símbolo en las iglesias católicas, sellada para mantener alejado lo profano y solo abierta durante los Años Santos Jubilares. A través de ella, los peregrinos pueden acceder al templo y liberarse de todo mal.

Al cruzar una Puerta Santa, se obtiene la indulgencia plenaria, que implica el perdón de todos los pecados. Sin embargo, este acto físico no es suficiente, ya que también se deben realizar otros rituales, como comulgar, confesarse, rezar el Credo y orar por el Papa y sus intenciones, para poder alcanzarla plenamente. Una vez realizados estos "ritos", se puede ir al cielo sin pasar por el purgatorio.

La Puerta Santa de la Catedral de Santiago de Compostela es mundialmente famosa entre los peregrinos que recorren los Caminos de Santiago. Aunque cabe destacar que no es la única Puerta Santa en España ni en el resto del mundo, existen otras igualmente importantes, como las siguientes:

La fecha de apertura de la Puerta Santa de Santiago

El Jubileo del Ańo Santo Compostelano ocurre cuando la celebración del Apóstol Santiago cae en domingo, es decir, cuando el 25 de julio coincide con un domingo.

Esta coincidencia se produce cada 11, 6, 5 y 6 ańos, a excepción de los años finales de un siglo que no son bisiestos, momento en el cual pueden transcurrir 7 o 12 años hasta el próximo Ańo Santo.

La Apertura de la Puerta Santa es una ceremonia que se lleva a cabo por el Arzobispo de Santiago en presencia de cientos de representantes de la Iglesia, fieles y Peregrinos.

El Umbral Sagrado de la Peregrinación a Santiago de Compostela

Entrada adicional a la Catedral de Santiago: la Puerta Santa

Además de los accesos ya conocidos por la fachada del Obradoiro, el Pórtico de la Gloria, la fachada de Azabachería y la fachada de Platerías, existe otro ingreso a la Catedral de Santiago que se encuentra en su cabecera, en el ábside. Sin embargo, este acceso solo se encuentra abierto durante el Año Santo, cuando el 25 de julio, día del Apóstol, coincide con un domingo. Una vez finalizado, se vuelve a cerrar hasta la próxima ocasión.

Localizada en la Plaza de Quintana de Mortos, esta puerta está precedida por la ornamentación barroca de la Catedral, con una fachada exterior que muestra la figura del Apóstol acompañado por sus discípulos Teodoro y Atanasio, además de 24 esculturas del coro pétreo del Maestro Mateo que datan del siglo XVII.

Al cruzar esta fachada, se llega a un pasillo que nos lleva al vano de la puerta en sí, cuyas hojas actuales no son las originales. Situada entre las capillas del Salvador y San Pedro o de la Azucena en la girola de la catedral, no se sabe con certeza cuál es su origen: una teoría sugiere que fue construida como una versión de la Puerta Santa de Roma y su jubileo en el siglo XVI, mientras que otra apunta a que era un pasillo de comunicación entre el Monasterio de San Paio de Antealtares y la basílica en el siglo XII.

El rito inaugural en la liturgia

La Jornada de la Traslatio y Apertura de la Puerta Santa en Santiago de Compostela

Cada año, la ciudad de Santiago de Compostela se prepara para la apertura de la Puerta Santa de su famosa Catedral. Pero antes de ese gran acontecimiento, se celebra la Traslatio de Santiago Apóstol, una jornada especial en la que se lleva a cabo una misa conmemorativa y se realiza el vuelo del botafumeiro.

Pero sin duda, el día más importante es el de la apertura de la Puerta Santa, donde se lleva a cabo una ceremonia religiosa muy significativa. Comenzando en la puerta de Platerías, una procesión litúrgica se dirige hacia la Quintana, donde se lee el mensaje del pontífice y se realiza el rito de apertura de la puerta.

Esta ceremonia es llevada a cabo por el Arzobispo de Santiago, quien con un martillo ceremonial golpea tres veces la puerta, simbolizando su apertura. Una vez abierta, el Arzobispo y su séquito entran primero, seguidos por los demás fieles que pueden acceder al interior de la Catedral para venerar al Apóstol Santiago.

Puertas sagradas El significado y la importancia detrás de ellas

Descubriendo la Puerta Santa

Seguramente, si no estás familiarizado con este tema, esta sería tu primera pregunta. Y es lógico, ya que normalmente solo se habla de la Puerta Santa cuando se encuentra abierta. En Santiago de Compostela, esto ocurre, como mínimo, cada 5 años.

En esencia, una Puerta Santa es la entrada a un templo católico que otorga la indulgencia plenaria a aquellos que la cruzan, es decir, el perdón completo de todos sus pecados.

La Puerta Santa se encuentra cerrada desde adentro para que no pueda ser abierta desde afuera. Esto solo se da en los años de Jubileo, cuando los peregrinos ingresan a través de sus puertas y son liberados de todo mal.

Cuándo se desbloquea la Puerta Sagrada

El acceso a la Catedral en Año Santo: una tradición sagrada llena de simbolismo

Cada vez que se acerca una fecha especial, como la llegada del Año Santo, los fervorosos fieles esperan con entusiasmo la celebración de la procesión que marca el inicio de un periodo de devoción en Santiago. En la tarde del 31 de diciembre del año anterior, se congregan para presenciar un ritual único y significativo.

El primer paso es golpear un muro con un martillo de plata, hasta tres veces, para abrir paso a la entrada a la Catedral. Es un acto simbólico que representa la eliminación de las barreras que separan a los creyentes de la espiritualidad. Una vez que el muro ha sido derribado, se manifiesta la entrada a un nuevo camino de fe y devoción.

La Puerta Santa, que permanecerá abierta durante todo el Año Santo hasta el 31 de diciembre, se convierte en el punto de acceso a la Catedral. Más allá de su significado religioso, muchos fieles añaden un pequeño ritual para reforzar su conexión espiritual. Al entrar por esta puerta sagrada, se acarician las cruces grabadas en el marco de la puerta con las yemas de los dedos y luego se santiguan con agua bendita. Un símbolo de purificación antes de entrar en el interior de la Catedral.

Una vez finalizado el Año Santo, la Puerta Santa se cierra en una solemne procesión, seguida de un periodo de cierre durante el próximo año. Sin embargo, la expectativa por este evento sagrado permanece viva, ya que la puerta volverá a abrirse para recibir a los peregrinos en el próximo Año Santo del Xacobeo 2027, exactamente el 31 de diciembre de 2026. ¡Que la fe y la devoción guíen el camino hasta entonces!

Artículos relacionados