Descubre la espectacular Plaza de Toros de Olivenza en Extremadura

Hace más de cien años, la Plaza de Toros de Olivenza fue erigida en Enero de 1857 gracias a una Real Orden emitida por la Reina Isabel II para construir el coso dentro del Baluarte número 4 de la localidad.

plaza de toros de olivenza

Contacto

¿Tienes alguna pregunta? ¡No dudes en contactarnos! Puedes comunicarte con nosotros a través del número de teléfono que se encuentra en el pie de esta página.

Historia de la Plaza de Toros de Olivenza: más de 100 años de tradición taurina

La Plaza de Toros de Olivenza, ubicada en la provincia de Badajoz, es conocida por ser una de las plazas taurinas más antiguas y emblemáticas de España. Con más de 100 años de historia, esta plaza ha sido testigo de innumerables acontecimientos taurinos y ha sido escenario de grandes faenas de toreros de renombre.

La construcción de la plaza se inició en el año 1900 y su inauguración tuvo lugar en 1902. Fue promovida por la sociedad "La Giralda", formada por un grupo de aficionados a la tauromaquia de la localidad. La plaza fue diseñada siguiendo el estilo neomudéjar, tan característico de las plazas de toros españolas.

Con una capacidad para más de 6.000 espectadores, la Plaza de Toros de Olivenza se ha convertido en el escenario principal de la famosa Feria del Toro, que se celebra cada año durante el mes de marzo. Esta feria es uno de los eventos más importantes del circuito taurino español y atrae a miles de visitantes tanto nacionales como internacionales.

Durante sus más de 100 años de historia, la Plaza de Toros de Olivenza ha sido escenario de importantes triunfos y momentos trágicos. Por sus ruedos han pasado figuras de la talla de Joselito, Belmonte, Manolete, El Cordobés o Paco Ojeda, entre otros muchos. Además, esta plaza ha sido declarada Bien de Interés Cultural por su valor histórico y cultural.

La tradición taurina en Olivenza sigue viva gracias a la celebración de la Feria del Toro en la Plaza de Toros, pero también gracias a la afición y pasión de los oliventinos hacia este mundo. Sin duda, esta plaza seguirá siendo un referente en la tauromaquia nacional por muchos años más.

Construcción de la Plaza de Toros de Olivenza: una orden real que dio origen al coso taurino

La construcción de la Plaza de Toros de Olivenza es una historia que se remonta al siglo XVIII, cuando el Rey Carlos III de España ordenó la construcción de esta emblemática plaza taurina.

Fue en el año 1756 cuando se emitió la Real Orden de la Plaza de Toros de Olivenza, donde se especificaban los detalles de su construcción y diseño. Esta orden fue recibida con gran entusiasmo por parte de los habitantes de la localidad, quienes veían en la construcción de la plaza una oportunidad de prosperidad económica y una muestra de prestigio en la época.

La responsabilidad de su construcción recayó en el arquitecto Ventura Rodríguez, quien siguiendo las directrices de la orden real, diseñó una plaza de toros de estilo neoclásico, con una capacidad para 10.000 espectadores.

La construcción de la plaza se llevó a cabo en un terreno donado por el Conde de la Oliva, en las afueras de la ciudad. La obra duró cuatro años y fue finalizada en 1760. Desde entonces, la Plaza de Toros de Olivenza ha sido testigo de innumerables corridas y ha sido declarada Monumento Nacional por su valor histórico y arquitectónico.

A día de hoy, la Plaza de Toros de Olivenza sigue siendo uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, además de ser un lugar de gran interés para los amantes de la tauromaquia. Sin duda, su construcción a través de una orden real otorga un valor especial a este coso taurino, convirtiéndolo en un símbolo de la historia y la cultura de Olivenza.

Baluarte número 4: el origen del emblemático coso de Olivenza

El Baluarte número 4 es uno de los edificios más emblemáticos de la localidad extremeña de Olivenza. Esta fortaleza, construida en el siglo XVIII durante la época del reinado de Carlos III, fue utilizada como defensa de la ciudad ante posibles ataques enemigos.

Aunque su función principal era la de fortificación, el Baluarte número 4 también fue convertido en un coso taurino a mediados del siglo XIX. Esta transformación se debió a la afición taurina de los habitantes de Olivenza, que decidieron aprovechar la estructura del baluarte para organizar corridas de toros.

Con el paso del tiempo, el coso de Olivenza se ha convertido en un icono cultural de la localidad, atrayendo a miles de turistas cada año para disfrutar de sus espectaculares corridas de toros. Además, el baluarte ha sido escenario de importantes eventos taurinos, como la famosa Feria del Toro, que se celebran cada año en el mes de marzo.

En la actualidad, el Baluarte número 4 continúa siendo un símbolo de la identidad oliventina, que ha sabido combinar su función original de fortificación con la tradición taurina que le dio origen. Su imponente estructura y su rica historia hacen que este edificio sea un lugar imprescindible para visitar en Olivenza.

Su uso como fortaleza y coso taurino lo convierten en un lugar único e imprescindible de visitar en esta bella ciudad extremeña.

Olivenza taurina: recorrido por la famosa Plaza de Toros de la ciudad

Olivenza es una pequeña ciudad ubicada en la provincia de Badajoz, en la comunidad autónoma de Extremadura, España. Conocida por su gastronomía, su rica historia y su cultura, Olivenza también es reconocida por su tradicional afición taurina.

Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad es sin duda la Plaza de Toros, construida en el siglo XIX y considerada una de las más bonitas de España. Este recinto ha sido testigo de innumerables corridas y eventos taurinos, convirtiéndose en un símbolo de identidad para los oliventinos.

Con una capacidad para más de 5.000 espectadores, la Plaza de Toros de Olivenza destaca por su estilo neomudéjar y su imponente fachada, decorada con grandes arcos y azulejos típicos de la región. Además, cuenta con un impresionante albero en su ruedo, donde los toreros se enfrentan a los bravos toros.

El mes de marzo es un mes importante en el calendario taurino de Olivenza, ya que se celebra la Feria del Toro, una de las más reconocidas a nivel nacional e internacional. Durante cuatro días, la ciudad se llena de ambiente festivo y se llevan a cabo diversas corridas de toros con reconocidos toreros.

Pero la Plaza de Toros de Olivenza no solo es importante por sus eventos taurinos, también es un lugar de visita obligada para los turistas que desean conocer más sobre la cultura y tradición taurina de España. Existen visitas guiadas que permiten recorrer el recinto, además de un pequeño museo taurino en su interior.

Un recorrido por este emblemático lugar es sin duda una experiencia única e imperdible en cualquier visita a Olivenza.

Artículos relacionados