Descubre las partes de la Catedral de Santiago de Compostela

La Catedral de Santiago de Compostela, conocida como la Santa Apostólica y Metropolitana, es un lugar de culto católico situado en la ciudad del mismo nombre, en el corazón de la provincia de La Coruña, en Galicia (España). Se dice que alberga el sepulcro del Apóstol Santiago, lo que la convierte en uno de los principales destinos de peregrinación en Europa durante la Edad Media a través del famoso Camino de Santiago, un recorrido sagrado que conectaba la península ibérica con el resto del continente. Este hecho fue decisivo para que los reinos hispánicos medievales fueran parte de los movimientos culturales de la época, y hoy en día sigue siendo un destino de peregrinación de gran importancia. En 1122, el papa Calixto II otorgó un privilegio que establecía que cada vez que el día de Santiago, 25 de julio, cayera en domingo, se declara "Año Santo" o "Año Jubilar" en Compostela, esta concesión fue confirmada en 1179 por el papa Alejandro III en su bula Regis aeterni.

partes de la catedral de santiago de compostela

Exterior de la catedraleditar

La impresionante fachada que rodea cada una de las plazas, crea magníficos conjuntos urbanísticos que embellecen la ciudad.

La fachada barroca del Obradoiro, diseñada en 1740 por Casas Novoa, es una de las más destacadas. Otra fachada barroca, la de Azabachería, fue creada por Ferro Caaveiro y Fernández Sarela, y luego modificada por Ventura Rodríguez. La fachada de Platerías, construida en 1103 por el maestro Esteban, también forma parte de este conjunto. Sin embargo, es el pórtico de la Gloria quien se lleva la mayor atención, siendo una obra primordial de la escultura románica, finalizada por el maestro Mateo en 1188.



El pórtico de la Gloria, ubicado en la Catedral de Santiago de Compostela, representa un gran ejemplo de la arquitectura románica. Fue encargado por el rey Fernando II al maestro Mateo y su taller, quienes recibieron una donación anual de cien maravedís entre los años 1168 y 1188, fecha que se encuentra inscrita en piedra en la catedral como la finalización de la obra. El templo fue consagrado el 1 de abril de 1188, con la presencia del rey Alfonso IX.



Estructurado en tres arcos de medio punto, el pórtico de la Gloria se corresponde con cada una de las tres naves de la iglesia. Estos arcos están sostenidos por pilares robustos con columnas adosadas. El arco central es el más grande, con el doble de tamaño que sus pares laterales. También es el único que cuenta con un tímpano, separado por una columna central conocida como parteluz, donde se encuentra la figura de Santiago. En la franja inferior, se pueden apreciar las bases de las columnas decoradas con animales fantásticos, mientras que la franja media contiene las columnas que sostienen las estatuas de los Apóstoles. La parte superior está ocupada por los...

Descubre más sobre el Camino de Santiago en nuestro espacio informativo

Descubre tu primera ruta en el Camino de Santiago

¿Quieres emprender la increíble experiencia de recorrer el Camino de Santiago pero no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes, nosotros te lo ponemos fácil!

En este artículo, te proporcionamos toda la información que necesitas para elegir tu primera ruta en el Camino de Santiago y decidir cuál es la que mejor se adapta a tus gustos y objetivos.

El documento más valioso del peregrino

Durante el Camino de Santiago, hay un documento que posee una gran importancia para todos los caminantes: la credencial del peregrino. Este tesoro es obligatorio para obtener la Compostela, el certificado oficial que acredita que has completado al menos los últimos 100 kilómetros a pie o los últimos 200 en bicicleta.

Vive una experiencia única

Existen experiencias imprescindibles que merece la pena vivir al menos una vez en la vida, y hacer el Camino de Santiago es una de ellas. No solo descubrirás paisajes asombrosos y lugares fascinantes, sino que también tendrás la oportunidad de conocer a otros peregrinos de todo el mundo y vivir momentos inolvidables juntos.

¡Prepárate para tu aventura!

Ahora que ya sabes más sobre el Camino de Santiago, ¡es hora de que elijas tu ruta y comiences a prepararte para tu aventura! Recuerda consultar con antelación la información sobre alojamiento, transporte y transporte que necesitarás durante tu camino y no olvides llevar contigo tu credencial para poder obtener la Compostela al finalizar.

¡Buen camino!

Interior del temploeditar

La impresionante construcción se extiende por una superficie de 8.000 metros cuadrados y consta de una distribución de una sola planta en forma de cruz latina. La longitud de las tres naves es de aproximadamente 100 metros, con un transepto de tres naves también que alcanza los 70 metros de longitud. La altura máxima en el crucero es de 32 metros, mientras que en la nave central es de 22 metros a lo largo de todo su recorrido. Además, destaca el hermoso cimborrio gótico que se encuentra en el centro del transepto, reemplazando al antiguo de estilo románico. Todo un espectáculo para la vista.

Las capillas románicas absidales se disponen alrededor del altar mayor, formando una girola compuesta por diferentes estructuras. Con una planta cuadrada en su centro, también cuenta con dos ábsides en cada uno de los brazos del crucero. En las naves laterales, separadas por 42 columnas, se pueden apreciar un triforio con una cubierta en forma de bóveda de cañón y un balcón con ventanales de doble arquería. Mientras que la nave central se cubre con una bóveda de cañón sostenida por arcos fajones, las laterales tienen bóvedas de arista. Todo ello, una verdadera obra de arte arquitectónica.

La luz natural que entra en el interior del edificio proviene de las bellas ventanas de los dos pisos de las naves laterales, de estilo románico. En la capilla mayor, encontramos ventanas polilobuladas y en la girola, ventanas ojo de buey. La ornamentación interior es una delicia para la vista, con capiteles historiados en la parte del ábside y preciosos adornos vegetales en la galería. Sin duda, un lugar que no deja indiferente a nadie.

Claustro y Archivoeditar

Descripción del claustro: El claustro de la catedral, de planta cuadrada y con una extensión de treinta y cuatro metros por lado, fue construido entre 1521 y 1590 por los arquitectos Juan de Álava, Juan Gil de Hontañón y Gaspar de Arce. Siguiendo el estilo gótico-renacentista de la escuela castellana, este claustro se destaca por su balaustrada calada con pináculos y por albergar sepulturas de personajes vinculados a la catedral.

Sala capitular y Archivo-Biblioteca: Desde el claustro se puede acceder a la Sala capitular, edificada por Lucas Ferro Caaveiro, y al Archivo-Biblioteca de la catedral. En este último, se pueden encontrar importantes manuscritos como el Codex Calixtinus del Liber Sancti Iacobi, entre otros libros y documentos que abarcan desde la Edad Media hasta la actualidad.

Colección de tapices: La catedral cuenta con una impresionante colección de tapices que se exhibe en cinco salas dedicadas a su exposición. Destacan los doce tapices de Francisco de Goya, legados por Pedro Acuña y Malvar en 1814, que fueron encargados por el rey Carlos III para los Reales Sitios de El Pardo entre 1776 y 1780. También se pueden apreciar tapices de artistas como David Teniers, Mariano Salvador Maella, Ramón Bayeu y Peter Paul Rubens en las salas contiguas.

Conservacióneditar

La catedral presenta diversos problemas estructurales tanto en su interior como en su exterior. Estos se hacen evidentes en época de lluvias, pues las filtraciones de agua afectan al interior de la iglesia. Para garantizar su restauración, se ha elaborado un Plan Director que contempla su rehabilitación y conservación.

Después de terminar la restauración de la torre de la Berenguela y la fachada de la Azabachería, las obras se enfocaron en la fachada del Obradoiro, que fue restaurada entre 2013 y 2018. Sin embargo, cabe destacar que las ventanas instaladas tienen un diseño demasiado moderno en comparación con el resto de la catedral.

Una vez finalizadas las obras en la fachada del Obradoiro, se comenzó con la restauración del cimborrio y posteriormente se continuó con las cubiertas. Estas labores de restauración forman parte del proceso de conservación y rehabilitación de la catedral, que se incluyen dentro del Plan Director.

Artículos relacionados